¿Qué es el Síndrome de Burnout?

 

¿Qué es el síndrome de burnout? En los últimos años, el ritmo de vida se ha encontrado en un cambio constante y en los espacios laborales no es la excepción; las nuevas exigencias y demandas ante el aumento de los requerimientos en las industrias y empresas hacen que los esfuerzos sean cada vez mayores y por consecuencia, que esto repercuta de diferentes maneras en aquellos encargados de mantener producción y gestión de los recursos necesarios para cada uno de los requerimientos, sin embargo, un hecho a considerar es el propio impacto que esto provoca en la salud de los colaboradores, causando afectaciones en diferentes niveles e incluso, poniendo en riesgo la vida. 

 

Uno de estos factores sin duda es el estrés, que si bien en ocasiones puede considerarse cómo un elemento que nos permite avanzar en cuanto a nuestros requerimientos diarios, puede llegar a convertirse en un elemento altamente perjudicial, situación que no está exenta de presentarse dentro de los ambientes laborales sino que, por el contrario, puede ser uno de los principales espacios detonantes de dichas condiciones traduciéndose en un elemento mayormente conocido cómo el síndrome de burnout.

 

¿Qué es el síndorme de burnout?

 

El síndrome de burnout o también conocido cómo “síndrome de desgaste profesional”, es un término que se ha implementado desde los años 80’s y que ha sido definido por diversos autores, entre los que destaca Freudenberger (1998, citado por la Confederación de Empresarios de Málaga, 2013) quien establece al burnout como:

 

“Deterioro y cansancio excesivo y progresivo unido a una reducción drástica de energía (…) acompañado a menudo de una pérdida de motivación (…) que a lo largo del tiempo afecta las actitudes, modales y el comportamiento general.”

 

Por su parte, el síndrome de burnout ha sido acuñado por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) cómo un riesgo laboral debido a su capacidad para afectar y poner en riesgo la calidad de vida de las personas. Recientemente la OMS ha integrado dentro de la Clasificación Internacional de Enfermedades en su onceava edición (CIE-11) al síndrome de desgaste profesional, estableciéndose cómo el resultado del estrés crónico dentro de los espacios de trabajo, lo cual da cuenta de la relevancia que posee esta condición con respecto a la calidad de vida de las personas y su bienestar, lo que le convierte en un criterio que, invariablemente, debe ser atendida y buscar medidas de prevención ante ello. 

También te puede interesar: Cómo medir y aumentar exitosamente la productividad laboral

¿Qué es la salud mental?

La exposición a factores de riesgo psicosocial cómo el encontrarse en fuentes de estrés constante, cargas y falta de control sobre el trabajo, falta de apoyo social y dificultades en las relaciones interpersonales entre otros, pueden dar lugar a la presencia de un estrés crónico que eventualmente se traduzca en un daño en la salud de los colaboradores, acotando cómo la presencia de burnout (Fidalgo, s/f).

 

Si bien sabemos que el burnout tiende a expresarse cómo fatiga o desgaste (Arquer, s/f), estos criterios abordan sólo una parte de las verdaderas consecuencias que trae consigo el burnout. ya que este se refleja en las diferentes esferas de la vida de las personas, entre las que destacan (Fidalgo, s/f):

 

  • Psicosomático: Cansancio hasta el agotamiento, malestar general, síntomas cómo dolores de cabeza, problemas en hábitos de sueño, dolores musculares, etc. 
  • Conductual: Absentismo laboral, conductas en exceso (café, tabaco, alcohol, etc.) cambios de humor, dificultades en la concentración, comportamientos de alto riesgo, conductas agresivas o hiperactivas. 
  • Emocional: Sentimientos de culpabilidad, impaciencia e irritabilidad, baja tolerancia a la frustración. 
  • Actitudinales: Desconfianza, apatía, poca verbalización. 
  • Sociales: Actitudes negativas en general, problemas de pareja, familiares y en las relaciones en el ambiente laboral. 

Adicionalmente se presentan dificultades dentro de la organización, por ejemplo:

 

  • Deterioro en la comunicación y relaciones interpersonales
  • Disminución de la capacidad de trabajo
  • Mejor rendimiento y eficacia
  • Desmotivación
  • Indiferencia ante el trabajo
 

¿Qué estrategias pueden implementarse para hacer frente al síndrome de burnout? 

 

Existen distintas medidas que pueden ser aplicadas ante la presencia del síndrome de burnout, las cuales implementarse a nivel individual, interpersonal y a nivel de organización, a continuación se explica cada una de ellas:

Individual

  • Aprender técnicas de relajación, yoga, meditación, etc. Estos recursos son una estrategia primordial para gestionar los síntomas del estrés y mejorar las condiciones de afrontamiento.
  • Implementar estrategias para el mejoramiento de las condiciones que propician la aparición del síndrome de burnout, por ejemplo, gestión del tiempo, delegar tareas, desarrollo de habilidades sociales, asertividad, entrenamiento en solución de problemas, etc. 
  • Evaluar y reestructurar las situaciones problemáticas para que dejen de serlo a través de la creación de pensamientos alternativos.
  • Obtener un acompañamiento por parte de profesionales de la salud enfocado a las necesidades individuales y también cómo estrategia para la mejor ejecución de dichas estrategias..

Para lograr lo anterior de una manera más efectiva, con 1DOC3 puedes obtener un acompañamiento personalizado por parte de profesionales de la salud en el momento en que lo necesites y con ello aprender a implementar distintos recursos y herramientas que ayuden a reducir, eliminar y/o prevenir riesgos ante el burnout. 

 

Interpersonal

  • Fortalecer el vínculo entre los colaboradores a través del trabajo en equipo y la colaboración constante. 
  • Promover la participación, apoyo dentro de los espacios de trabajo
  • Orientarse sobre la importancia de mejorar las habilidades sociales a través de la comunicación.

Organización

  • Evaluar los riesgos que propicien la aparición del burnout en el ambiente de trabajo.
  • Establecer programas de acción orientados a las necesidades de los colaboradores
  • Mejorar la comunicación y promover la participación de todos los miembros de la organización
  • Implementar estrategias de acción y/o prevención ante la presencia de ansiedad, angustia y fatiga crónica a través de asistencia por parte de profesionales de la salud y contar con servicios y medios de canalización para afrontar dichos riesgos.
  • Contar con medidas de intervención individual para atender los efectos del burnout y prevenir los riesgos a la salud que puedan presentarse en los colaboradores. 

Ante la presencia de estrés, fatiga o síndrome de burnout, es importante implementar medidas para la atención de dichos riesgos y también para su prevención; en 1DOC3 puedes acercarte con nuestros especialistas para recibir la atención que necesitas ante cualquier señal de desgaste profesional; recuerda que tu salud es importante.

Comparte en redes sociales

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Últimas Entradas