El estrés es un concepto usado ampliamente de forma popular, en especial, el estrés laboral. Este tipo de estrés es una reacción del individuo al contexto de trabajo. Se produce cuando las demandas y condiciones del ámbito laboral entran en contradicción con las expectativas o los conocimientos del trabajador (Stavroula et al, 2004).

De esta manera, la persona siente que no puede enfrentar esa situación, se siente desbordada y presenta cansancio físico y mental.

Para la Organización Mundial de la Salud, el estrés laboral se reconoce en América Latina como una de las grandes epidemias de la vida laboral moderna. De hecho, se le conoce como la epidemia del siglo XXI por su gran potencial para afectar la salud ocupacional de los trabajadores (Houtman et al.., 2008).

Por eso, el día de hoy te hablaremos de qué se trata, cómo diferenciarlo de otros tipos de estrés, cuáles son sus causas y sus consecuencias y qué puedes hacer para reducirlo en tu empresa.  

Cifras relevantes para tomar acción a tiempo

 

La OMS plantea que los trabajadores con altas exigencias pueden tener un riesgo 7 veces mayor de agotamiento emocional. Además, el hecho de trabajar en constante tensión puede aumentar hasta 3 veces el riesgo de padecer hipertensión (Houtman et al., 2008). 

Igualmente, los problemas de índole cardiovascular presentan una alta prevalencia en la población adulta de Latinoamérica. Esto se produce en la mayoría de sus países, pero es más significativo en México, Colombia y Brasil. Además, para la OMS, sólo entre el 5 y 10 % de los trabajadores acceden a una atención médica y psicológica adecuada (Houtman et al., 2008). 

A este panorama hay que añadirle que el 50 % de los trabajadores considera que su trabajo es muy demandante a nivel mental (Houtman et al., 2008). Estos datos sumamente alarmantes ponen de manifiesto la gravedad de la situación. 

Muchos colaboradores padecen estrés vinculado al trabajo. Sin embargo, sólo una minoría recibe asistencia para mejorar su estado de salud y calidad de vida en general.

¿Cómo identificar y diferenciar el estrés laboral? 

Todo estrés consiste en un proceso natural del cuerpo frente a hechos que se perciben como adversos o difíciles de afrontar.  El estrés laboral se distingue de otros tipos porque es un cansancio físico y mental relacionado al trabajo. Es decir, que este problema está vinculado a actividades, personas o responsabilidades del entorno laboral. 

Se puede expresar con síntomas que se producen antes de asistir al trabajo o durante la jornada laboral. Ejemplo de ello es la angustia en el trabajo, que se manifiesta con síntomas de ansiedad. Entre estos, se pueden mencionar mareos, taquicardia y sudoración (Domínguez-Rodríguez et al., 2017).

La Clasificación Internacional de Enfermedades (OMS, 2018) ha denominado a este tipo de estrés como síndrome de desgaste ocupacional. Éste se caracteriza por agotamiento, distancia mental con respecto al trabajo, sentimientos negativos, sensación de ineficacia y falta de realización.

Cuando el estrés se vive en exceso de manera constante, se hace necesaria su revisión. También, es clave analizar los factores que lo generan y las posibles alternativas de acción que mejoren o solucionen este problema (Daneri, 2012).

Causas del estrés laboral en la actualidad

El estrés laboral es multicausal, ya que son diversos los factores que pueden ocasionarlo. Entre las principales causas se pueden mencionar (Coduti, et al., 2013):

Las características físicas del espacio de trabajo

Dentro de estos aspectos se pueden considerar temperaturas extremas, escasa ventilación, mala iluminación o exposición a ruidos fuertes (Coduti, et al., 2013, p.9).

Sobrecarga laboral y ausencias de descansos

Se trata de una desigual relación entre las demandas del trabajo y los recursos para responder a ellas. Se prioriza cumplir con las tareas laborales asignadas, omitiendo integrar a la jornada laboral hábitos saludables. 

En este sentido, descansar parece no ser una opción dentro de la rutina de trabajo. Por lo general, esta situación se desarrolla sin la toma de conciencia por parte del colaborador. Este, al no tener ese registro, no puede poner límites a la situación, ni tomar medidas para el cuidado de su salud.

Baja remuneración

Provoca insatisfacción debido a la diferencia percibida entre el dinero que se quiere ganar y el que se gana realmente. 

El aspecto social

Presiones y altas exigencias, además de pedidos de trabajo en cantidad excesiva o muy difíciles de resolver. Las relaciones conflictivas o una nula o mala comunicación generan malestar que, si  se mantiene a lo largo del tiempo, produce estrés. Lo mismo ocurre con la falta de espacios de diálogo y escucha al trabajador y la ausencia de apoyo organizacional. 

La inestabilidad laboral y el miedo a perder el trabajo generan preocupación que, con el tiempo, produce altos niveles de estrés. Esto se debe a que la incertidumbre afecta a la persona de forma integral. Su desempeño, estado de ánimo, vínculos, salud física y mental, autoestima y motivación se ven alterados. Esto afecta principalmente a jóvenes, mujeres y personas de más de 45 años (Apiquian Guitart, 2007).

Principales consecuencias del estrés laboral

El estrés laboral pareciera considerarse como parte natural del desarrollo de un trabajo. Sin embargo, no debe naturalizarse. Es importante resaltar que sus consecuencias afectan la vida entera del trabajador y, por lo tanto, también su desempeño laboral.

Consecuencias del estrés laboral a nivel personal

La salud psicofísica, la cognitiva y la conductual se ven afectadas. Por ejemplo, los trabajos que implican mucha tensión contribuyen entre un 21 y un 32 % en la prevalencia de la hipertensión (Houtman et al, 2008).

Entre otras consecuencias psicofísicas el colaborador puede experimentar (Apiquian Guitart, 2007):

  • Fatiga crónica.
  • Dolores de cabeza, musculares, en el pecho, etc.
  • Insomnio.
  • Pérdida de peso.
  • Úlceras y desórdenes gastrointestinales.
  • Palpitaciones.
  • Alergias.

Dentro de las consecuencias emocionales, se pueden presentar:

  • Irritabilidad.
  • Ansiedad.
  • Depresión.
  • Frustración.
  • Aburrimiento.

Por último, entre las consecuencias conductuales más comunes se encuentran (Apiquian Guitart, 2007):

Las consecuencias cognitivas que el colaborador puede presentar son (Houtman et al., 2008):

  • Alteración de la memoria y la percepción.
  • Dificultades para mantener la atención.
  • Niveles bajos de rendimiento.
  • Reducción en la capacidad para solucionar problemas.

Consecuencias del estrés laboral a nivel empresarial

El estrés laboral es un aspecto relevante para las empresas: por un lado, para velar por la salud de sus colaboradores; y, por el otro, porque la presencia de empleados estresados influye directamente en su desempeño.

Ejemplos del efecto de estrés en el trabajo son:

  • Ausentismo. 
  • Llegadas tarde. 
  • Alto porcentaje de rotación de personal.
  • Baja productividad.
  • Mayor probabilidad de errores, riesgos y accidentes. 
  • Aumento de los conflictos interpersonales.
  • Mayores casos de enfermedades ocupacionales. 

Por estos aspectos el estrés laboral influye de forma negativa en el desempeño corporativo. Además, implica pérdidas a nivel de productividad y competitividad. De hecho, incrementa los costos relacionados al aumento del ausentismo, de la rotación de personal y de las enfermedades asociadas al estrés (Houtman et al, 2008). 

Combatir el estrés laboral es un deber de todas las empresas

En este artículo hemos conceptualizado qué es el estrés laboral, sus causas más frecuentes y los efectos que produce. 

El trabajo puede ser considerado por los colaboradores como sinónimo de crecimiento, desarrollo y bienestar para sí mismos y sus familias. Sin embargo, también puede ser percibido como fuente de estrés, malestar o enfermedades. 

Es vital para el crecimiento y desarrollo de las empresas evaluar los factores que pueden estar produciendo estrés en su equipo. Muy a menudo estos aspectos pueden pasarse por alto o ser considerados como normales. Sin embargo, es necesario que las empresas los visibilicen, evalúen y tomen acciones en favor de reducir y eliminar estos factores.

¿Cómo puedes cuidar a tu equipo?


Para tratar el estrés laboral, lo primero es prestar atención y diagnosticar los factores dentro de la empresa que pueden generarlo. Como mencionamos anteriormente, es necesario no dar por sentado que el estrés es normal. 

Un recurso muy eficaz y accesible es la telemedicina. A través de la utilización de plataformas virtuales y nuevas tecnologías, los colaboradores pueden acceder a profesionales de la salud las 24 horas del día, todos los días de la semana. De esta manera, el cuidado de la salud se convierte en un servicio accesible en cualquier momento y lugar.

En 1DOC3 desarrollamos un abordaje integral del cuidado del trabajador. Velamos por el bienestar de los colaboradores y sus familias brindando asistencia psicológica y médica de forma inmediata y confiable. De esta manera, contribuimos a la reducción de los niveles de estrés profesional.

Los trabajadores pueden mejorar a nivel personal y laboral, sintiéndose contentos, escuchados y más felices con su trabajo. Por su parte, las empresas se ven ampliamente beneficiadas en términos de productividad. Recuerda que el cuidado de tus colaboradores representa mejoras en el desempeño laboral, reduce el ausentismo y aumenta la competitividad.

Comparte en redes sociales

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Últimas Entradas