ausentismo laboral

Causas y consecuencias del ausentismo laboral y cómo solucionarlo

Dirigir una empresa no es tarea sencilla. El hecho de lidiar con algunos problemas a diario, como el ausentismo laboral, puede generar mucha incertidumbre. A continuación, te contaremos qué es lo que debes tener en cuenta sobre este fenómeno, incluyendo algunas tácticas para solucionarlo

¿Qué es el ausentismo laboral y cuál es su importancia?

En primer lugar, hace falta explicar en qué consiste el término de ausentismo laboral. Básicamente, podemos definirlo como el abandono del lugar de empleo y la pérdida del interés en relación con todos los aspectos del trabajo. Es decir, es un problema que ocurre cuando los empleados incumplen con el contrato laboral (Hubspot, 2020).

Es importante no confundir el ausentismo con la posibilidad de tomarse unos días de vacaciones o justificar las ausencias puntuales en casos de fuerza mayor. En estas ocasiones, el empleado tiene derecho a no asistir al trabajo, siempre y cuando se adapte a las condiciones contractuales.

Ahora bien, el ausentismo implica un paso más allá, debido a que se incumple con las condiciones establecidas con la empresa. Para que entiendas su importancia, de acuerdo con un estudio elaborado por Kronos, la tasa promedio de ausentismo en México es del 7,5% del total de los días trabajados del año.

Este porcentaje implica una pérdida de productividad aproximada del 40% para algunas instituciones (iOFacturo, 2021). La explicación es simple: si los trabajadores no asisten para cumplir con sus responsabilidades, el lugar no podrá generar ingresos. De ahí la importancia de prevenir este problema.

Principales consecuencias e impactos del ausentismo laboral en una compañía

Las ausencias injustificadas pueden afectar la jornada laboral de tu compañía. Aquí te explicamos algunas de las consecuencias:

Menor productividad

El ausentismo laboral puede generar una menor productividad. El hecho de tener menos trabajadores para realizar las tareas de una compañía puede implicar una menor capacidad productiva. Piénsalo de la siguiente manera: imagina que tienes una organización que se dedica a vender servicios por Internet.

 

Si cuentas con 100 empleados diarios, pero faltan 20, estarás reduciendo las posibilidades de ventas. Como tendrás menos personal efectivo, habrá clientes a los que no podrás atender. Por lo tanto, puede que tus números queden afectados a finales de mes (Randstad, 2019).

Baja reputación corporativa

Del mismo modo, tu empresa puede quedar afectada en caso de que exista cierta incapacidad laboral. Es decir, si muchos trabajadores faltan a sus jornadas diarias, las personas podrían creer que hay un mal clima organizacional o una pésima gestión del talento humano

Esto es lo que sucede con algunos call centers. El ausentismo laboral disminuye la productividad e implica mayores costos para las empresas, pero también la reputación. Básicamente, porque se considera que los empleados faltan debido a que el trabajo puede ser insoportable (Universidad Andina Simón Bolívar, 2018). 

Peor ambiente laboral

Es otro de los problemas que puede afectar a las compañías. Básicamente, cuando hay una alta tasa de ausentismo laboral, puede ocurrir que los trabajadores se sientan más agotados. Es decir, ellos van a tener que cumplir con las tareas de quienes tengan que faltar. 

Algo de esto ocurrió con McDonald’s, que tuvo que aplicar durante algún tiempo los turnos rotativos para anticiparse a esas eventualidades (Forbes, 2021). De esta forma, la idea es que el ambiente de trabajo pueda ser positivo, para evitar que los empleados no acudan a sus tareas. 

Causas más comunes del ausentismo laboral

¿Quieres saber cuáles son las causas más comunes del ausentismo en el trabajo? Te damos las más habituales:

Estrés y enfermedades

De acuerdo con The American Institute of Stress casi el 60% del ausentismo laboral se debe a las consecuencias psicológicas del estrés (ESAN, 2021). Es decir, a empleados que no pueden lidiar con la presión en el trabajo.

Por si no lo sabías, el estrés es la forma en la que el cuerpo y el cerebro responden a un desafío. Si los colaboradores sienten que no pueden resolver una determinada actividad, podrán sentirse molestos o enojados. En consecuencia, es importante lidiar con estos problemas para que la rutina no sea algo que deban sufrir (MedlinePlus, 2021).

Lo mismo sucede si ellos padecen algunas enfermedades. Si es una incapacidad transitoria, como una lesión muscular, no se tratará de un problema de ausentismo general. En otros casos, será relevante que como empresa puedas generar condiciones para que trabajen de manera cómoda (Canal Salud, 2021).  

Acoso laboral

El acoso en el trabajo, también conocido como mobbing, puede tener una influencia directa sobre el ausentismo. Las personas que son hostigadas por sus jefes e incluso por sus compañeros pueden derivar en crisis de ansiedad e incluso algunos períodos de depresión. 

Según un estudio realizado en la Universidad Nacional de La Plata, entre las principales causas de hostigamiento aparecen la explotación laboral (65,3%), el ocultamiento de información para trabajar mejor (63,2%) y los comentarios insultantes (60,5%), entre otros (Universidad Nacional de La Plata, 2018). 

Problemas familiares

Aquí entran en juego múltiples factores, como los problemas de salud de las personas cercanas o los conflictos matrimoniales. En estas ocasiones, es común que ellos no sean capaces de justificar las ausencias. En consecuencia, deciden faltar de manera habitual sin aportarte una razón concreta. 

Por ejemplo, generar algunos mecanismos de contención te permitirá reducir el ausentismo laboral (Prevención Integral, 2020). Es decir, ellos no deberían tener miedo de explicar sus conflictos. En realidad, tú debes darles herramientas de soporte en caso de ser necesario. 

Comparte en redes sociales

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Últimas Entradas